El 8 de marzo es un día, que para mi, a nivel personal es muy importante. 

Hace pocos años empecé a empoderarme gracias al feminismo. 

Aprendí a quererme, a confiar en mi y sobretodo aprendí a confiar en otras mujeres y apoyarlas. 

El feminismo me ha dado el valor de hacer cosas que nunca me imaginé poder hacer, entre otras crear Vértices.

Este es el primer 8 de marzo que vive la tienda y quiero celebrarlo regalando un charm con cada pedido. Un detalle que nos recuerde que las mujeres tenemos mucho poder dentro de cada una, y que juntas somos más fuertes. Una pequeña llamada a la unidad.